Domingo, 18 Diciembre 2016 18:15

ENTRENAMIENTO AERÓBICO Y CAPACIDAD INTELECTUAL (2ª Parte).

Escrito por 
Valora este artículo
(114 votos)
AddThis Social Bookmark Button

Tradicionalmente se ha pensado que a medida que vamos envejeciendo, nuestras neuronas van muriendo y por ello conforme pase el tiempo nos costará más aprender, pensar, razonar, leer; pero estudios neurocientíficos realizados en la última década, han demostrado que el cerebro si tiene capacidad de generar nuevas neuronas en algunas regiones de nuestro cerebro y sobre todo de generar nuevas conexiones entre neuronas. Todo ello se puede estimular a edades avanzadas mediante el deporte.correr a cualquier edad

En personas con problemas debido a lesiones cerebrales, alzheimer, depresión, etc... han potenciado el beneficio de sus tratamientos gracias a la actividad física. Es decir el tratamiento médico, unido al de un profesional de la actividad física da resultados muchisimo superiores a cuando se trata la enfermedad solamente desde un punto de vista médico.

Según diferentes estudios, tanto el alzheimer como la depresión, se da en menor número entre las personas que practican ejercicio de forma regular.

De cara al futuro, la práctica de actividad física aeróbica, va a influir en lo que se ha denominado reserva cognitiva del cerebro. Esto quiere decir, que los resultados de la actividad física, nutrición adecuada, y el entrenamiento de nuestro cerebro no se van a ver de un día para otro, sino que todas estas actuaciones van a ir dejando una huella en nuestro cerebro, de modo que si dejamos de hacer ejercicio una temporada y luego volvemos a hacer ejercicio, nuestro cerebro tardará menos tiempo en recuperar los niveles de BDNF que otra persona que no lo haya hecho en el pasado.

La práctica de actividad física a lo largo de nuestra vida hace que se generen circuitos en nuestro cerebro que no van a estar funcionando al 100% en todo momento, pero en caso de una lesión cerebral producida por un ictus, por ejemplo, o alzheimer se pondrán en marcha. Estos mecanismos secundarios que estaban aparcados, puestos en marcha pueden suponer la diferencia entre tener buena o mala calidad de vida, o lo que es lo mismo ser autónomos o depender de otras personas.

El ejercicio de fuerza también ayuda ya que hace que se libere el neurotransmisor norepinefrina que influye en la capacidad de memorizar ya que potencia la capacidad de concentración, pero de eso hablaremos en posteriores artículos.

Entrenamiento aeróbico y capacidad intelectual 1ªParte.

Referencias bibliográficas:
1.- Alberg M. et al (2009) Cardiovascular fitness is associated whith cognition in Young adulthood.
2.- Gómez Pinilla y Hillman (2013): "The influence of exercise on cognitive abilities".
3.- Hillman C. et al (2009): " The effect of acute treadmill walking on cognitive control and academic achievement in preadolescent children"
4.- Hillman et al . (2014). Effects of the fitkids randomized controlled trial on executive control and brain functions
5.- Sibley B. y Etnier J. (2003): "The relationship between physical activity and cognition in children.
6.- Winter B. et al (2007): "High impact running improves learning"

Este artículo ha sido escrito por entrenador personal madrid, espero que te sea de utilidad.

Visto 2241 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Marzo 2017 18:42
Inicia sesión para enviar comentarios