Viernes, 03 Enero 2014 20:41

Asma y actividad física.

Escrito por 
Valora este artículo
(174 votos)
AddThis Social Bookmark Button


ASMA Y ACTIVIDAD FÍSICA

¿QUÉ ES EL ASMA?bronquios

Es una enfermedad crónica del sistema respiratorio, que provoca una disminución del flujo de aire a través de los bronquios y bronquiolos debido a:
1) Contracción de la musculatura lisa de los bronquios y bronquiolos.
2) Ensanchamiento de la mucosa al inflamarse y producir mucosidad.

SINTOMAS:

- Frecuencia respiratoria acelerada

- Respiración irregular y forzada.

- Apariencia ansiosa.

- Tos sin un motivo aparente.

- Palidez y sudor.

- Cansancio físico no relacionado con la actividad que se está realizando.

- Ventanas de la nariz dilatadas.

- Postura encorvada.

ACTUACIÓN ANTE UN ATAQUE DE ASMA:asma inhalador

-En primer lugar apartarle del factor ambiental que desencadenó el ataque.

- Intentar relajar y tranquilizar a la persona.

- Si el médico le prescribió medicación que la tome.

- Animarle a beber agua.

- Que intente realizar una ventilación controlada.

- Si lo anterior no hace que la situación mejore, solicitar ayuda médica rápidamente.


CAUSAS:

Climáticas: Evitar realizar actividad física con frío, humedad, recintos con polvo o campos de hierba
Ambientales: En época de polinización, evitar lugares donde haya mucho polen, en esta época es preferible realizar la actividad física en un lugar cerrado.
Materiales: Evitar aquellos materiales que puedan contener ácaros del polvo, como puede ocurrir en moquetas o colchonetas.
Propias de la actividad física: se da en actividades continuas o extremadamente intensas.

ACTIVIDAD FÍSICA RECOMENDADA:

Se aconseja realizar esfuerzos intermitentes o progresivos.

Se ha demostrado que 30 minutos de ejercicio aeróbico a una intensidad moderada unas 3 veces por semana ayuda significativamente a controlar el asma.

BENEFICIOS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA

- Incremento de las cavidades pulmonares, mejora de la musculatura respiratoria y aumento de la superficie de contacto entre capilares sanguíneos y alveolos pulmonares mejorando el intercambio gaseoso, por todo ello las crisis asmáticas se reducen y son menos frecuentes.
- El ejercicio va a ayudar a mantener un peso saludable. En el caso de los asmáticos el tener sobrepeso hace que las crisis asmáticas sean más fuertes.
- En algunas personas puede agravar los síntomas la práctica de actividad física, pero hay pruebas que demuestran que los asmáticos que hacen ejercicio tienden a controlar mejor el asma, que los asmáticos sedentarios (siempre que se realice la actividad evitando las causas climáticas, ambientales, materiales y propias de la actividad física anteriormente citadas).

 Si quieres solicitar presupuesto ENTRENADOR PERSONAL. PINCHA AQUÍ

Este artículo ha sido escrito por entrenador personal madrid. No olvides votarme si te ha gustado. 

Visto 48201 veces Modificado por última vez en Lunes, 06 Marzo 2017 21:25
Inicia sesión para enviar comentarios