Sábado, 24 Mayo 2014 15:31

Adaptaciones cardiovasculares al entrenamiento de resistencia

Escrito por 
Valora este artículo
(149 votos)
AddThis Social Bookmark Button

Realizar ejercicio aeróbico, dinámico y de larga duración, de forma continuada produce adaptaciones morfológicas y funcionales sobre el sistema cardiovascular. Estas adaptaciones irán dirigidas al aumento de la capacidad de transporte de oxígeno a los músculos activos y a la eliminación de los productos de deshecho como el  dióxido de carbono. Estas adaptaciones son:adaptaciones cardiacas

1)      Aumento de la cavidad cardiaca: Especialmente del ventrículo izquierdo, lo que va a  producir un incremento en el volumen de eyección tanto en reposo como durante el ejercicio. Es decir, con cada latido se va a impulsar mayor cantidad de sangre.

2)      Aumento de la pared muscular: Gracias al entrenamiento (especialmente resistencia anaeróbica), se produce hipertrofia de la pared del corazón, con lo que aumenta la fuerza del latido, necesario para impulsar mayor cantidad de sangre con dada latido.

Por ello es importante un trabajo compensado entre la resistencia aeróbica y anaeróbica, para evitar el llamado corazón de vaca, que se produce cuando solo se trabaja resistencia aeróbica, aumentando proporcionalmente más el tamaño del ventrículo  que la pared del corazón, de forma que el corazón no va a ser lo eficiente que debiera.

3)      Aumento de capilarización: Tanto a nivel cardiaco como de las fibras de los músculos esqueléticos, los vasos sanguíneos que los irrigan, van a conseguir una mayor capacidad de dilatación durante el ejercicio, así como un aumento en el número de capilares. Gracias a estas adaptaciones se  tendrá mayor facilidad para que llegue la sangre a las fibras musculares del corazón y de los músculos esqueléticos, aportando mayor cantidad de oxígeno y nutrientes.

4)      Disminución de la frecuencia cardiaca. Como consecuencia de todas estas adaptaciones, el transporte de oxígeno y nutrientes va a ser más eficiente, y por esta razón va a necesitar bombear con menor frecuencia, para llevar la misma cantidad de estos. La disminución de la frecuencia cardiaca se va a producir tanto en reposo como durante la realización de ejercicio físico.

5)      Disminución de la tensión arterial de reposo. Tras un periodo de entrenamiento continuado, la tensión arterial disminuye debido a la dilatación de los vasos arteriales periféricos, disminución de la concentración de catecolaminas (causantes de las resistencias periféricas), y por la eliminación de sodio con lo que se disminuye el volumen de líquido intravascular.

 

 

Este artículo ha sido escrito por entrenador personal madrid, espero que te sea de utilidad.

Visto 112219 veces Modificado por última vez en Sábado, 16 Enero 2016 18:10
Inicia sesión para enviar comentarios