Martes, 23 Mayo 2017 15:49

Sistema inmunológico y entrenamiento (Parte I)

Escrito por 
Valora este artículo
(99 votos)
AddThis Social Bookmark Button

 

El sistema inmunológico tiene la función de protegernos de los agentes patógenos que nos rodean: bacterias, virus, hongos,...

Está compuesto por diferentes fluidos, tejidos y órganos que se encuentran repartidos principalmente en: mucosa, piel, sangre, sistema linfático, médula ósea y timo.

virus y sangreEn la médula ósea se forman las células especializadas en la función inmune como son: macrófagos, células dendríticas, neutrófilos, eosinófilos, mastocitos, monocitos y basófilos.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las patologías (infecciones, cáncer, enfermedades autoinmunes, enfermedades degenerativas, ...) están relacionadas con problemas en el sistema inmunitario vamos a ver en este artículo los factores que van a influir tanto positiva como negativamente, en algunos de ellos podremos influir y otros vienen determinados desde antes de nuestro nacimiento:

GENÉTICOS: Al igual que heredamos de nuestros padres el color de piel o de los ojos, también se hereda la predisposición a sufrir enfermedades debido a un deficiente desarrollo del sistema inmunológico.

EDAD: A medida que pasan los años, se va produciendo un deterioro en las funciones orgánicas, afectando a todo el cuerpo y de manera muy significativa al sistema inmunitario, disminuyendo nuestras defensas.

ESTRÉS: Produce un descenso en el número de linfocitos T y B.

ENTORNO: La contaminación, el exceso de ozono, el polvo,... debilitan las defensas.

ALIMENTACIÓN: Existen alimentos que fortalecen el sistema inmune:
- Moluscos: contienen Zinc, un componente esencial para las células inmunitarias. Según el estudio de la Universidad de Medicina de Harvard, cuando existe un déficit de Zinc, los linfocitos no funcionan como debieran.
- Yogurt: Contienen probióticos capaces de regular la respuesta inmune.
- Ajo: Gracias a sus antioxidantes tiene la capacidad de combatir hongos, bacterias, virus e infecciones.
- Cereales: Su contenido en Selenio beneficia al sistema inmunitario y disminuye las enfermedades infecciosas. También aportan vitamina B6, cuya deficiencia disminuye la respuesta inmunológica.
- Cítricos: Normalmente los resfriados de quienes consumen regularmente Vitamina C, duran menos tiempo y son menos severos.

ACTIVIDAD FÍSICA: El ejercicio regular de baja intensidad tales como correr, nadar, remar, bailar (a baja intensidad) produce grandes beneficios sobre el sistema inmunológico.

En la segunda parte del artículo veremos detenidamente los beneficios que producen la práctica regular y sistemática de actividad física sobre nuestras defensas, y como el ejercicio de alta intensidad continuado repercute negativamente en el sistema inmunológico.

 


Referencias Bibliográficas:

Abalos Kc, et al. "Infectious Disease and Sports". Orthopaedic Sports Medicine. Philadelphia. 2015
Eduardo Ortega. "Mecanismos de efectividad del ejercicio físico en el tratamiento de síndrome fibromialgia. Universidad de Extremadura. 2013.
Heredia. "Ejercicio como tratamiento antiinflamatorio". Medicina Legal de Costa Rica. 2016
Kumar, et al. "Pathologic Basis of Disease". Philadelphia. 2010.

 

Este artículo ha sido esctito por entrenador personal madrid.

 SISTEMA INMUNOLÓGICO Y ENTRENAMIENTO (Parte II).

Para solicitar presupuesto de entrenador personal PINCHA AQUÍ.

Si tienes alguna duda puedes entrar en el foro y consultarlo, para ello PINCHA AQUÍ

Para participar en el foro tienes que registrarte, si quieres hacerlo PINCHA AQUÍ 

 

Si quieres dejar algún comentario, al final del artículo puedes hacerlo.

 

Visto 2421 veces Modificado por última vez en Miércoles, 09 Agosto 2017 09:13
Inicia sesión para enviar comentarios